El perdón de José, David y Esteban

José, David y Esteban son tres caracteres  bíblicos que nos pueden inspirar cuando necesitamos perdonar ofensas mayores en contra de nosotros hoy en día. Fueron víctimas de crímenes graves que destacan del resto de las Escrituras. José verdaderamente perdonó a sus hermanos para  haberle vendido como esclavo a los Egipcios. El joven David perdonó al rey Saúl para sus repetitivos tentativas para matarlo sin causa, sólo porque era celoso de la bendición de Dios sobre el muchacho. Esteban perdonó a los que le mataron con piedras porque no aceptaron lo que le dijo bajo la inspiración de Dios.

La prueba de su fe produce constancia(Santiago 1:3-4)

Cada una de esas experiencias se han vuelto en una fuente de inspiración personal cuando necesito procesar el perdón hacia personas que me están haciendo daño de cualquier tipo. Ellos me ayudan enfrentar con la ayuda del Espíritu Santo las situaciones gravísimas o cotidianas donde se necesita perdonar a los que nos han ofendidos. El artículo en su versión original francés, Le pardon de Joseph, David et Étienne, presenta una perspectiva exhaustiva de eso. Pero en esta versión de idioma castellana, les aconsejo a cada uno leer los textos en extensivo que se encuentran en la Biblia misma.

La historia del patriarca José se puede leer en Génesis 37-50; la de David con el rey Saúl en 1 Samuel 16-31, en 2 Samuel y en 1 Crónicas 10-29; la de Esteban en Hechos 6-7.

Daniel Garneau
el 19 de junio de 2018