¡Pueden nuestras almas quedarse inundadas por Su Palabra!

¿Tenemos almas inundadas por Su Palabra? Contrastemos lo que dice Jesús a quienes desean matarlo, «mi palabra no tiene cabida en ustedes» (Juan 8.37, Reina Valera Actualizada, RVA-2015, Bible Gateway), con lo que Él dice necesario para ser su discípulo, «Si ustedes permanecen en mi palabra serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres» (Juan 8.31-32, RVA-2015). ¿Has usted elegido Dios como Padre suyo? Te invita orar conmigo para agradecerle de que se ha desvelado a nosotros por su Palabra que vive en nosotros. ¿Qué hay de nosotros?

¡Pueden nuestras almas quedarse inundadas por Su Palabra! - Santiago 1.23-24

El que escucha la palabra pero no la pone en práctica
es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse,
se va y se olvida en seguida de cómo es. (Santiago 1.23-24, NVI)

Para la continuación, favor de ver el francés, Puisse l’eau de ta Parole pénétrer en nous!

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA
Traducción del primer parágrafo: el 11 de junio de 2018.
Modificación del primer parágrafo: el 24 de julio de 2018.
Traducción y adaptación del pie de página: el 24 de julio de 2018.

______________________
Este artículo resulta de mi participación en el seminario Ríos de Limpieza bajo la dirección del equipo pastoral de l’Église Vie Abondante, al principio de 2018. Es mi respuesta a la etapa de restauración sugerida para entrar en el río de limpieza de Dios.

Acerca de Daniel Garneau

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA, es fundador del sitio Savoir et croire .ca. Su objetivos primordiales son : animar a los cristianos que han perdido toda esperanza de saber vivir para Cristo; favorecer la comprensión de lo que es el cristianismo; contribuir a levantar los prejuicios en contra de aquellos que se identifican a Cristo en sus vidas diarias y se atreven a hablar de eso; ayudar a aumentar la aceptación recíproca entre las diversas tradiciones cristianas que se quedan vinculados con la Palabra de Dios.
Esta entrada fue publicada en La vida del Espíritu y etiquetada en , , , . Agregue este enlace permanente a sus marcadores.