A vista de pájaro

Cuatro movimientos han caracterizado el compromiso que mantengo hacia Cristo : esperanza sin limita; actitud de exigencia; desanimo profundo; vida abundante. Aquellos corresponden a cuatro estaciones de vida en mi relación personal con Dios. Al principio de mi andar con Dios, tenia una esperanza sin limita que Dios cambiara todo lo que se necesita para que me vuelve en un hombre de Dios sin tacha y fructuoso en Su Reino. Después fue suplantado esa actitud por exigencia hacia Dios que él me cambiaste sobre aspectos de mi vida que me parecía en conflicto con mis expectaciones y esperanzas. Eso dio dio lugar a un desanimo profundo donde paré esperar cualquier cosa de Dios. Cuando el tiempo de Dios llegó, Él me guío hacia una relación intima con Él y Su vida abundante.

Vuélvanse al Señor su Dios, porque él es bondadoso y compasivo (Joel 2.13)

En La gracia de Dios obrando en mi vida expliqué los primeros pasos que hice hacia Dios y que es lo que comprendí cuando decidió cambiarse la vida para seguirle a Él, el Señor. Eso era solamente un principio de caminar con Dios. Después de eso me quedaron muchas cosas que aprender, primera entre ellas, la aceptación de mi condición humana. Deseaba ser un hombre de Dios como los ejemplos que estaba leyendo en la Biblia. También buscaba de parte de Dios que Él hizo transformaciones inmediatas en mi, mientras que Su camino para mi vida era que yo aprendí poco a poco lo que necesitaba.

El periodo de desanimo profundo su fue de peor en peor hasta que Dios intervino en mi vida tras de una convicción personal interior de que el Espíritu de Dios que vivía en mi me muestra que tenía una decisión que tomar de inmediato: conseguir en la vía del abatimiento o bien que Le eligió a Él. Fue como si el Señor mismo me estaba diciendo de manera personal y con algo de ternura: ¿Qué quieres tú, lo que tienes ahora o yo? Respondí de inmediato: ¡yo te escojo a ti Señor, por supuesto y sin vacilación!

En los días y semanas que siguieron, se vuelvo facil para mi de vivir obedeciendo a Dios en aspectos específicos que el Espíritu de Dios me había invitado de arrepentirme. Mi vida fue transformada por completo por dentro de mi como si el Señor mismo lo hacía. Pudiéramos hablar de una conversión radical de los pecados obvios al principio de mi vida cristiana y con esta etapa, de una trasformación profunda de las actitudes interiores. El artículo ¿Las pajeras casadas se pueden restablecer? muestra una consecuencia de lo que se me ocurrió en los cambios permanentes que se ocurrieron en mi vida familiar.

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA
El 9 de junio de 2018

Parabas clave para buscadores de la red: testimonio cristiano; a vista de pájaro; estación de vida; estaciones de vida; historia personal; desanimo profundo; relación personal con Dios; relación intima con Dios; experiencia de Dios; etapa de crecimiento cristiano; etapas de crecimiento cristiano. crecimiento cristiano.

La gracia de Dios obrando en mi vida

El artículo, La gracia de Dios obrando en mi vida, es un testimonio de la obra de Dios hasta mi conversión a Cristo y tras los años siguientes de mi vida, demostrando la gracia y fidelidad de Dios para los seres humanos. Todo empezó por dentro de una familia que me enseñaron que existe un Dios personal a quién podemos dirigir oraciones. Aprendí en la escuela que Dios nos había hablado en la Biblia, aunque nunca la había leído yo. También me ámbito familiar me aprendieron la importancia de la honestidad y de ser una persona sobre la cual nos podamos confiarse, y amarse unos a otros.

Como joven adulto, Dios condujo personas cristianas que leían la Biblia por ellos mismos y que tenían una fe personal en Jesus Cristo para anunciar me de modo más claro qué es lo que significaba el Evangelio, como se exige que vivimos, y el hecho de que se puede acceder a la vida eterna no a través de rituales o de practicas religiosas, sino por una fe personal en Cristo. Durante este proceso, Dios me ofreció su protección a través de un sueno que me convenció que debía dejar de lado toda clase de interés en el oculto.

También, Dios fue muy gracioso hacia me en su manera de responder de modo muy específico a una oración que le hice algún Día cuando estaba viajando como autoestopista con otro muchacho. En esta época, se me había empezado leer la Biblia. El muchacho conocía muy bien la Biblia, pero utilizaba este conocimiento para destruirla, mientras que hacía yo lo mejor que podía para tratar de explicarle a él lo que estaba aprendiendo. Así que oré Dios de que una persona conociendo la Biblia nos tomara en su coche.

Por dentro de media hora, un hombre nos invitó subir en su coche. Nunca tomo autoestopistas en mi coche, dijo el hombre, pero Dios me indico hacerlo con ustedes. De inmediato vi la Biblia en un lugar muy evidente de su coche. El hombre era cristiano. En los años siguientes nunca pude olvidar el echo de que oré y Dios respondió así y pronto.  Esta experiencia de Dios fue un punto de referencia permanente para ayudarme cuando estaba luchando entre la fe cristiana y el agnosticismo – entre nada y Dios. ¿Como un Dios que tal vez no existe puede actuar de manera específica cuando le oramos?

El Señor Dios es mi fuerza y mi canción (Isaías 12v2, NTV)

Cuando fui listo para convertirme al Señor, Él puso sobre mi camino personas que me explicaron muy claramente lo que se necesito para establecer una relación con Él. Primero se me había ya entendido que yo era un pecador y que necesitaba la intervención divina para sacarme de esa vida y de sus consecuencias temporales y eternas. Esas personas me ayudaron entenderlo de modo más especifico, como también el hecho de que Jesus murió en mi lugar para que su justicia fue considerada como la mía, con el resultado que nadie ni nada me pueda condenar en este mundo u en el otro.

Lo que nunca había supo yo era que si creemos en Cristo y nos confiamos en Él para nuestra salvación, podemos ahora mismo saber que pasaremos la eternidad con Él. Como esta escrito en pasajes de la Biblia como Juan 3, 1 Juan 5, Romanos 5 y 8, y más. Aquellas enseñanzas tuvieron el efecto inmediato de cambiar mi vida por completo. Lo que a mí me interesaba era distinta del anterior, como también mi modo de pensar y de hablar. La gente alrededor de mi le vieron y fueron muy sorprendidos, dando respeto a lo que decía.

Eso fue el principio de una grande abundancia de experiencias donde su pude ver la gracia de Dios hacia mi en situaciones espirituales, morales, emocionales y terrenales durante los anos después de aquellos principios en mi vida de cristiano sirviendo al Dios Todopoderoso, el Padre Celestial que me amó y dio su Hijo para que tenga la vida en Él.

Versiones distintas de la gracia de Dios en mi vida se puede consultar en inglés,  God’s Grace Working in my Life, o en francés, La grâce de Dieu à l’oeuvre dans ma vie.

Desea usted involucrarse con nuestra comunidad de dialogo acerca de la fe cristiana? ¡Venga a visitarnos!  También, ¿Porqué no dejar un comentario en la caja abajo?

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA
el 9 de junio de 2018