Ser cristiano

Usted se pregunta: ¿Que son las reglas para ser cristiano? La verdad es que lo que hace una persona cristiana es el resultado de lo que es. Lo que hacemos fluye desde la fuente de nuestro ser. De lo que somos resulta lo que nos gusta o no, lo que hacemos o no.

Ser cristiano? «El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto» (Juan 15.5)

El que permanece en mí y yo en él, este lleva mucho fruto (Juan 15.5)

Para volverse a cristiano debemos empezar con conocer a Dios, conocer quién es Dios de veras. Leer sobre la vida de Jesús como esta contado en los cuatro evangelios (Mateo, Marco, Lucas, Juan) es un buen lugar para empezar. Después podemos leer el resto del Nuevo Testamento.

También leyendo los mismos libros que Jesús leía ayudara entender bien acerca de Dios, como Él es, qué es que a Él le gusta. ¿Cómo sabemos qué libros leía Jesús? Leyendo los evangelios nos damos cuenta de que Jesús citaba, por ejemplo, los Salmos, Isaías, Génesis, Jonás, Jeremías, y consideró que lo que se decía en ellos era verdadero. Leer aquellos libros y el Antiguo Testamento por entero le ayudará conocer más y más quien es Dios, aunque sea poco a poco, semana tras semana, mes tras mes, año tras año.

Mi propio camino desde el agnosticismo hacia que me confié en Cristo como salvador mío incluye una etapa primordial, que ocurrió cuando leía — por dentro de la Biblia — que si le busquemos a Dios, lo encontraremos. Una vez que leí eso, oré a dios de que Él se desvelara a mi. Él respondió, como se puede ver en La gracia de Dios obrando en mi vida y otros de mis testimonios.

El original inglés de este artículo se puede consultar bajo Being a Christian.

Desea usted involucrarse con nuestra comunidad de dialogo acerca de la fe cristiana? ¡Venga a visitarnos!  También, ¿Porqué no dejar un comentario en la caja abajo?

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA
El 18 de junio de 2018.

Acerca de Daniel Garneau

Daniel Garneau, B Th, B Com, MA, es fundador del sitio Savoir et croire .ca. Su objetivos primordiales son : animar a los cristianos que han perdido toda esperanza de saber vivir para Cristo; favorecer la comprensión de lo que es el cristianismo; contribuir a levantar los prejuicios en contra de aquellos que se identifican a Cristo en sus vidas diarias y se atreven a hablar de eso; ayudar a aumentar la aceptación recíproca entre las diversas tradiciones cristianas que se quedan vinculados con la Palabra de Dios.
Esta entrada fue publicada en Testimonio cristiano y etiquetada en , , , , , , . Agregue este enlace permanente a sus marcadores.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *